Miercoles de Piping Live! Tarde

Después de una intensa mañana con un calor sofocante, llego la hora de disfrutar del show Drumming for Drinks. Un show inventado por el trío Jim Kilpatrick, Scott Currie y Tyler Fry en el que se invita a varias figuras del panorama mundial de bandas a tomar el escenario y tocar lo que quieran durante cinco minutos.

Después de esos cinco minutos, es el propio publico el que vota su favorito, y una vez contados los votos, se anuncia el ganador. No tiene porque ganar el que mejor lo haga, ni el que mejor técnica tenga, si no el que mas entretenido resulte al publico, así que el show esta servido.

Desde un pequeño grupito folk, hasta una coreografía con mazas de timbal. En el escenario puede pasar de todo. Y de hecho, así fue. Abrio el fuego Cameron Trotter, bombero de Toronto Police Pipe Band que dio todo un espectáculo con el bombo colgado. Un instrumento despreciado pero con muchas posibilidades y sobre el que recae el mayor peso de las interpretaciones de la banda.

A continuación tomo el escenario Callum Firth, jefe de percusión de Torpichen & Bathgate, que acompañado por varios miembros de su banda dio buena muestra de su presencia en el evento. Buena técnica, buena actitud y buen entretenimiento.

Seguidamente subía el ganador del año pasado, Aaron MacLean, de Field Marshall Montgomery Pipe Band, una banda en la que la percusión no destaca especialmente, no se sabe bien si por “culpa” de la percusión que no es capaz de desmarcarse del resto de bandas o por “culpa” de la sección de gaitas que eclipsa absolutamente la labor que la percusión lleva a cabo. Aaron interpreto un set protagonizado por una canción infantil escocesa pero agradecida con un gran numero de aplausos.

Subia luego otro bombero norteamericano, de Houston, Texas, componente de St Thomas Alumni, James Lawrence, demostrando lo importante que resultan los buenos profesores. El plantel que da clases en St Thomas, es impresionante, Blair Brown, Tyler Fry, Tano Martone,…

El siguiente competidor fue el bretón Gus Sicard, un bretón trasladado a vivir a Glasgow, excomponente de Scottish Power y actualmente bajo la batuta de Steven McWhirther en Inveraray & District, interpreto el solo de percusión de su banda, pero la impresionante labor del bombero que lo acompaño de tan solo 16 años, eclipsó parte de su actuación.

Subia luego Ryan Robertson, timbalero de la 78th Fraser Highlanders, que si bien hizo una actuación meritoria, dejo una sensación un poco fría, sin acabar de conectar con el publico. Pero sin duda este joven canadiense dará que hablar en un futuro.

Después subía al escenario un chaval con pinta de tímido, pero en el momento que empezó la música Mathew Taylor, de Torpichen & Bathgate, dejo atrás la timidez e hizo una actuación impresionante acompañado por una concertina y una guitarra dándole un impresionante toque de color a la actuación.

Otro timbalero cojia el relevo, Jackson Kovalchik, de Oran Mor Pipe Band, que empezó su actuación de una forma muy prometedora pero se fue apagando a medida que pasaba el tiempo dando la impresión de que los cinco minutos se le habían hecho largos.

Martin Gordon, bombero de Fife Constabulary fue el encargado de continuar y levantar el animo, lo que consiguió con creces a la vista de la ovación que cerro su actuación.

Dick Turpin de The Highway Men, aporto la nota de color con un solo de marching band acompañado por otra caja, muy impresionante y espectacular, pero lejos de la técnica a la que están acostumbrados los fans de la música escocesa.

Y cerraba la fase de concurso Noël Keyes, bombera de Robert Malcolm Memorial Pipe Band, banda filial de Simon Fraser University Pipe Band que dejo patente que el triunfo de la banda canadiense no sera flor de un día, hay un gran futuro en esa banda.

Mientras que la gente votaba y se hacia el escrutinio el cuerpo de percusión anfitrión, The House of Edgar Shotts & Dykehead interpreto su solo de percusión, única oportunidad de ver a la banda a lo largo de la semana, dado que no ensayaron ningún día en la Universidad como vienen siendo habitual, debido a la suspensión de tres meses que pesa sobre su líder Jim Kilpatrick. No hay palabras para describir la actuación de esta banda cuando llega la hora de interpretar un solo. Lo mejor es verlo.

Y como colofón final y sorpresa del evento y dada su presencia en Escocia par el Edinburgh Military Tattoo, aparecieron los Top Secret Drum Corps de Suiza ofreciendo un maravilloso espectáculo de filigranas y baqueteos, aderezados con un buen juego de luces. Impresionante.

Concluido el show solo quedaba anunciar los ganadores que fueron Martin Gordon en la categoría de bombo, Mathew Taylor en la categoría de timbal y Aaron MacLean en la categoría de caja y en la general, alzándose con el titulo final de Lord of The Todd por segundo año consecutivo. Se echo de menos la actuación de Graham Brown que estaba anunciado en la categoría de caja y de Owen Russell que estaba anunciado en la categoría de timbal, pero esto no hizo que el show desluciera lo mas mínimo.

Sin duda uno de los eventos mas recomendables de la semana de los Mundiales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s