La pasión no entiende de razas

En la entrada de hoy quiero mostraros la pasión con la que vive la música escocesa de la gaita este tamboritero, en su día fue jefe de percusión de los 78th Fraser Highlanders Pipe Band, figurando entre sus méritos el haber compuesto el solo “The Sound of Flams”, un solo que dura unos 7 minutos y cuenta con cerca de 500 mordentes o flams (que ya explicaré en que consiste en una posterior entrada para aquellos que no sepan lo que es).

En su poder figura el primer ejemplar publicado del libro de Alex Duthart firmado por su hijo Drew, dedicado al primer poseedor de dicho libro, siendo la anécdota que otro de los tamboriteros que estaban en la presentación del libro pidió también que le dedicaran el libro pero con el texto “Al primer poseedor BLANCO de este libro”, debiéndose esta curiosa dedicatoria a que Harvey Dawson, el tamboritero del video es un indio navajo, de ahí el titulo de esta entrada. La música escocesa puede despertar semejante pasión, no solo en escoceses o descendientes, sino en cualquier persona, fijaros en este aborigen americano, o en algunos bretones, o en mi mismo sin ir mas lejos. No importa ni la raza ni la procedencia de la música, solo importa que te apasione y disfrutes haciéndolo. ¿O acaso todos los músicos de Jazz son de Nueva Orleans?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s