Breve Historia del Tambor -IV-

Seguimos con la historia del tambor donde lo dejamos, parece mentira que un instrumento considerado tan simple pueda haber tenido semejante evolución e historia sin que haya tenido  mayor repercusión.

A principios de la década de los 60, la compañia inglesa de Rose Morris, se introdujo en la fabricación de tambores para bandas de gaitas. Aproximadamente a mediados de los 60, ya había bandas tocando los tambores “Clansman” fabricados por esta compañia, ganando Majors (explicado en una entrada anterior) a lo largo del Reino Unido, Norteamérica y Australia.

Con la introducción de los parches de plástico desarrollados en los EEUU, se produjo un cambio en el sonido de los tambores, lo que con el tiempo las bandas aceptaron. Todas las marcas de tambores podían fabricar tambores con un buen sonido para banda de gaitas, pero unas cuantas fallaban a la hora de aguantar la tensión en los parches o de ajustar las bordoneras apropiadamente, lo que aun sucede a día de hoy

Este tipo de tambores se siguen usando a día de hoy en Galicia y Asturies conocidos como tambores de media  tensión. En su gran mayoría se usan por requerir un menor grado de conocimiento de técnica, por su “facilidad” a la hora de afinar, porque no es un salto muy grande entre el sonido de un tambor tradicional y el sonido que producen este tipo de tambores, y por supuesto por el precio, bastante inferior al de una caja de alta tensión. Si bien se ha de aclarar que la técnica requerida es muy parecida a la necesaria  para la caja de alta tensión, y que la facilidad a la hora de afinar es relativa, todo depende del sonido que uno quiera sacar de este instrumento. Desde mi punto de vista la elección de este tipo de tambores debería de basarse única y exclusivamente en el sonido deseado por cada uno para su cuerpo de percusión, todo ello sin perder de vista, claro esta el presupuesto del que cada uno disponga.

La técnica se va adquiriendo poco a poco, y creo que es mejor obtenerla sobre el instrumento a usar siempre, que no aprender sobre una superficie y luego cambiar, lo que produce problemas a la hora de aclimatarse; y a afinar, se aprende igual de fácil o de difícil, lo mejor es fijarse siempre en las bandas que tengan el sonido que mas nos guste y tratar de obtener consejos de la gente que afine en esas bandas.

No obstante la amplia gama de tambores existente en el mercado es, lógicamente, para adaptarse a todos los gustos, así que lo mejor es escuchar, preguntar, probar y….decidir.

Anuncios

2 pensamientos en “Breve Historia del Tambor -IV-

    • Siento que no hayas encontrado aquí la información que buscabas. Si preguntas exactamente lo que necesitas tal vez pueda ayudarte o alguno de los lectores pueda echarte una mano.
      De todas formas gracias por tu visita y tu comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s